Bitcoins ¿Un nuevo sistema financiero?

Bitcoins ¿Un nuevo sistema financiero?

Hay cosas misteriosas en la vida, el amor y el dinero entre las primeras. ¿En qué momento un trozo de papel ( u hoy día un polímero ) se transforma en algo que puede ser cambiado por casi cualquier bien o servicio. Hasta 1944 se podía decir con cierta seguridad que cada billete representaba una cantidad de oro guardado en la bóveda de algún banco. Así en realidad el oro era el bien que la sociedad había acordado como deseable y representante del derecho de adquirir cosas.

La internet, las criptomonedas, el comercio electrónico, están creando nuevas formas de inversión y trabajos que ya no se realizan en una fábrica u oficina. Si deseas conocer más de las oportunidades que está abriendo esta nueva economía puedes revisar los artículos y comentarios sobre como ganar dinero en internet del sitio “Salgo de la Crisis”

El patrón oro

Billete de 1928 canjeable por oro

La elección de este metal es un mero acuerdo social, otras culturas han usado otros elementos como plumas, piedras, conchas o cualquier cosa transportable y deseada. Pero sin duda cargar con oro, plata, piedras es más cansador que llevar una representación en papel del mismo. Sólo bastaba con que esta representación fuese respaldada por alguien de confianza que almacenaba el oro. Esta entidad fue conocida como banco.  Pero no se necesitó demasíado tiempo para que los bancos se diesen cuenta de que podían emitir más dinero que el que estaba respaldado por el oro en sus bóvedas.

Ya en el año 1971 el presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon declaró la inconvertibilidad del dólar en oro. Esto  pesar de que en 1944 las naciones habían acordado vincular sus divisas al dólar, a cambio de que la potencia mantuviese las reservas de oro necesarias para respaldar sus billetes.

Para una historia más detallada te recomiendo ver el documental “El dinero es deuda” al final de este artículo.

El dinero es un bit

El dinero ya no está respaldado por un bien tangible como el oro, sino poruna simple representación en la memoria de un computador.

Hoy en día las transacciones electrónicas ya no precisan ni siquiera de papel para realizarse, y el respaldo es mayoritariamente un número que está almacenado en el centro de datos de un banco.

Siendo así las cosas la pregunta lógica es ¿por qué debemos usar los bits del banco como representación del dinero? ¿No podríamos crear nuestros propios bits y administrarlos de una manera descentralizada y democrática?

Nace el Bitcoin

En 2009 Satoshi Nakamoto, que no sabemos quien es, o si es un grupo de personas o hasta un gobierno, propuso un nuevo acuerdo social; ya no se usarían plumas, piedras, diamantes, oro, o bits de un banco como dinero, sino que se recurriría al Bitcoin (₿), una moneda virtual que se crea usando una tecnología llamada “Cadena de Bloques” o “Blockchain”. La moneda no es emitida por ningún banco o gobierno, su flujo es libre por internet, pudiendo mandarse por email, lo que la hace una moneda internacional. Elimina así mismo los intermediarios reduciendo los costos de las transacciones. Sus transacciones son privadas (aunque agencias policiales afirman poder rastrearlo).

El bitcoin es una moneda que no le pertenece a nadie.

Mineros de bitcoins

Un centro (de tamaño medio) para “minar” bitcoins.

Las creación y el intercambio de bitcoins se realizan mediante muy complejos algoritmos matemáticos que deben ser resueltos por computadores especializados. Requiere de un alto poder de cómputo y consume grandes cantidades de energía. No obstante su dificultad, individuos y organizaciones han instalado centros de cómputo donde generan la moneda y validan transacciones de la red. La recompensa por este trabajo es recibida en la misma moneda.

En el presente artículo nos centramos en el bitcoin, pero existen otras criptomonedas que funcionan básicamente de la misma manera.

La economía de la confianza

La pérdida de la confianza puede acabar con el sistema financiero actual. Argentinos protestando por el “corralito” en 2001

El dinero hasta este momento ha sido depositario de la confianza de la sociedad. En el primer momento se confió en que su respaldo en oro estaba a buen resguardo en la caja fuerte de algún banco, pero como hemos visto eso hace mucho tiempo dejó de ser cierto. Nixon por ejemplo, dejó el patrón oro porque estaba emitiendo muchos dólares sin respaldo para financiar la guerra de Vietnam. Cuando la confianza se pierde la economía recibe un golpe y comienzan las crisis.

El bitcoin sigue otra filosofía, la de la transparencia. Su funcionamiento se basa en programas de código abierto y el historial de las transacciones es respaldado de forma distribuida y replicada en miles de computadores por todo el mundo. Cualquiera puede verificar las transacciones (aunque se garantiza la privacidad y anonimato de las mismas).

El nuevo paradigma reemplaza la confianza (tantas veces traicionada) por la verificación y transparencia. Este espíritu sin duda está teniendo un impacto social que recién estamos comenzando a entender.

 

El dinero es deuda, documental recomendado